Un fin de semana en Valencia con niños

Un fin de semana en Valencia con niños

1 996

Valencia es una ciudad visitada por miles de personas cada año, ofrece  playas urbanas de calidad, una variada oferta gastronómica y una amplia oferta de ocio para niños, esto ha hecho que Valencia se haya convertido en un destino destacado de turismo familiar.

Pocas ciudades en España e incluso en Europa ofrecen a los niños tantas actividades de oficio a los niños,  pero debido a que el mayor numero de vistas que recibe Valencia son estancias entre dos y tres días, y en este tiempo es imposible disfrutar todas las actividades que ofrece la ciudad,  en este artículo vamos a hablar sobre cosas que hacer con niños en un fin de semana de este verano en Valencia.

Valencia es una ciudad calurosa en verano, y por ello es bueno combinar actividades al aire libre con actividades en lugares que protejan del sol.

Plan para el primer día:

Por la mañana recomendamos ir a la playa. Valencia ofrece numerosas playas urbanas y playas en un entorno natural casi salvaje a tan sólo diez kilómetros de la ciudad, en el Parque Natural del Saler.

En un viaje corto a Valencia recomendamos visitar la playas urbanas tanto de la Malvarrosa como la playa de las Arenas. A pesar de ser playas integradas en la ciudad, ofrecen una excelente arena fina y aguas de calidad.  Además la playa está llena de instalaciones  para que jueguen los niños, por ejemplo,  pirámides de cuerda y porterías de fútbol….. Y algo muy importante con niños, las playas ofrecen todo tipo de servicios,  puestos sanitarios, bares, restaurantes etc…algo a tener en cuenta, frente las playas naturales del Saler.

Por la tarde podemos aprovechar para hacer algo de turismo por el centro de la ciudad. Podemos aprovechar para ver las zonas más importantes de la Ciutat Vella, la Catedral, la Lonja y el barrio del Carmen. En el trayecto hay numerosas heladerías, tiendas para niños y plazas,  como la plaza de la Virgen donde los niños pueden distraerse. En plazas como la plaza del Collado, la plaza del Negrito o en la plaza del Carmen, se puede cenar mientras los niños juegan.

Terraza en Valencia

Plan para el segundo día:

Podemos aprovechar para disfrutar  del antiguo cauce del río Túria, se ha consolidado como el pulmón de Valencia. Es un parque de 7 kilómetros  que transcurre desde el Parque de Cabecera hasta la Ciudad de las Artes y las Ciencias. En el parque se puede alquilar bicicletas, triciclos, pasear, jugar en sus parques infantiles o simplemente descansar en sus jardines. Y por supuesto, visitar un zoo como el Bioparc o un acuario como L´Oceanogràfic.

Si decidimos visitar la Ciudad de las Artes y las Ciencias, recomendamos visitar el parque Gulliver a primera hora, antes de que el sol apriete. Es el parque favorito de los niños, sobre todo entre 4 y 10 años, y además es gratuito. Es conocido por sus numerosos toboganes donde los padres también puede lanzarse como si fueran niños. Cuidado en verano con las horas de mayor calor, los niños pueden hacerse rozaduras.

images (4)

Una vez llegamos a la Ciudad de las Artes y las Ciencias, destacamos L´Oceanogràfic. Es uno de los acuarios más grandes del mundo. Los niños aprenden y a la vez se divierten en este complejo que os “quitará” entre 3 y 4 horas. Por ello, si no disponéis de mucho tiempo, en la CAC visitar sólo el interior de l´Oceanogràfic.

Si tenéis una par de horas más para disfrutar del complejo visitar el Museo Príncipe Felipe, los niños mayores de 7 años disfrutan con este museo dedicado fundamentalmente a la ciencia, y si compráis el pack Museo + L´Oceanogràfic, el precio sólo aumenta un par de euros.

Foto 1

Si tenéis la suerte de poder dormir en valencia esa noche, os recomendamos cenar el barrio de Cánovas. Es un barrio que viene de camino entre la CAC y el centro de la ciudad. Es un barrio con mucha vida  donde podréis cenar en una terraza y los niños se distraerán con la vida del barrio.

Si optamos por disfrutar del Bioparc, señalar que es un zoo al aire libre. Recomendamos estar atentos a las ofertas, el Bioparc suele lanzar campañas muy atractivas durante el año.Una vez realizada la visita (un par de horas), podemos optar por comer en el parque que rodea el Bioparc, el parque de Cabecera, que dispone de un lago y muchas zonas verdes.

Si preferís ya comer cerca del centro, desde el antiguo cauce del río Túria es muy fácil el acceso a los Jardines de Viveros. Es un parque perfecto para comer o descansar  mientras sus hijos juegan en los columpios, toboganes, pista patinaje. Además hay un pequeño tren  y un circuito para aprender circulación vial. Hay numerosos restaurantes en la zona, desde la típica taberna “La pérgola”, hasta restaurantes de tapas más modernas como Bocados.

Valencia es una ciudad perfecta para familias, ofrece una gran variedad de restaurantes y lugares de interés para los más mayores de la casa, y ofrece numerosas actividades de ocio para los peques de la casa. Living Valencia estamos acostumbrados a alojar familias, en nuestros apartamentos con cocinas totalmente equipadas y que proporcionan más espacio e independencia.

1 COMENTARIO

Deja un comentario