Guía para vivir las Fallas I: Fallas de día

Guía para vivir las Fallas I: Fallas de día

0 2719

Llega marzo y la luz y el cielo de Valencia están más brillantes y azules que nunca. La fiesta de las Fallas, que tiene sus días grandes del 15 al 19 de marzo, se vive con ilusión desde el primero de marzo. Y si nunca antes has estado en estas divertidas fiestas regionales, seguro que esta pequeña guía te va ayudar mucho a sobrevivir y disfrutar entre el fuego, los petardos y la alegría de las Fallas.

Pero ¿qué se hace exactamente en Fallas a parte de mucho ruido con pólvora? A nosotros los valencianos nos encantan las tradiciones falleras y diferenciamos perfectamente dos franjas horarias: las fallas de día y las fallas de noche.

Empezaremos esta guía por los planes diurnos, planes para disfrutar en familia y con amigos.

# ALOJAMIENTO

Lo primero que tienes que tener claro es que las Fallas son fiestas de la calle, donde las bandas de música, los petardos y los grupos de amigos rodean a los monumentos falleros dándoles color y vida. Por ello, si vienes en familia, te recomendamos que elijas tu alojamiento por la zona menos céntrica, como la playa o la zona de la Ciudad de las Artes y las Ciencias, un alojamiento que permitirá combinar excursiones al centro neurálgico de las fallas con cierta tranquilidad lejos de tanto petardo y bullicio. Si por el contrario vienes con amigos, lo mejor que puedes hacer es hospedarte en el centro de la ciudad, teniendo a mano todo el ocio diurno y nocturno para disfrutar al 100% del ambientazo fallero.

# PRE-MASCLETÁ

Un plan típico de fallas es levantarse pronto, con la “despertá”, el pasacalles que diariamente hacen los falleros con bandas de música animando a la ciudad para que se ponga en pie y aproveche el día al máximo. Una vez en marcha, podremos iniciar un recorrido por los monumentos falleros situados en toda la ciudad de manera que al tiempo que disfrutamos de ellos podemos acercarnos a los lugares más emblemáticos de la ciudad.

Los monumentos falleros, esculturas de cartón piedra con motivos caricaturescos que ironizan sobre la actualidad sociopolítica, inundan las calles. Los hay de diferentes secciones, siendo los de sección especial los más grandes y espectaculares, casualmente situados en puntos de la ciudad cercanos a lugares de obligada visita.

Una buena recomendación, si no estamos ya en el centro, es arrancar por el Jardín del Turia hasta llegar a las Torres de Quart, donde visitar las Fallas del Pilar y las de Na Jordana. Ya en el casco histórico, podremos bordear el mismo y llegar la falla de Convento Jerusalén. De ahí, tendremos que enfrentarnos ya al reto de coger sitio para ver la Mascletá.

# LA MASCLETÁ

La Mascletá, la explosión controlada de kilos y kilos de pólvora, tiene lugar todos los días de Fallas a las 14h en la Plaza del Ayuntamiento. Aunque empieza a las 14h, lo mejor es ir sobre las 13-13.15h, para poder situarse en un sitio privilegiado como lo son las escaleras del precioso edificio de Correos. La espera al solecito se ameniza con música y, fundamental, con una cervecita o refresco y algo de aperitivito, que como veréis, venden por todas partes. Por unos minutos, tras el “Senyor pirotecnic, pot començar la mascletá”, Valencia vibra con toneladas de pólvora.

MUY IMPORTANTE no te tapes los oídos ni cierres la boca con fuerza, te puedes hacer daño en los oídos. Lo mejor es entreabrir la boca un poco para aguantar semejante espectáculo que hace que el Ayuntamiento desaparezca en una nube enorme de humo e inunda la ciudad con un maravilloso olor a pólvora. Si el primer día os asusta, y sobretodo a los más pequeños, no os preocupéis, dicen que sólo es el valenciano el que goza tanto con tal cantidad de ruido y pólvora.

# ¡A COMER!

Una vez acaba la Mascletá, debemos esperar un poco a que pase toda la marea de gente, evita agolparte, sobretodo si vas con niños pequeños, intenta pegarte a la pared o esperarte en un lado hasta que se despeje la zona. Una vez despejado, acercaos a ver la Falla de la Plaza del Ayuntamiento, la falla de todos los valencianos. Muy cerca, por la calle peatonal que hay entre el Foster Hollywood y el Irish, llegarás a un rincón privilegiado que pasa desapercibido para muchísimos valencianos también: El Rincón del Jamón. Un puestecito chiquitín, donde el hijo del dueño de un puesto de jamón mítico del Mercado Central, hace bocadillos de jamón a 1,70€, vende bebidas a 1 euro o te monta un plato de jamoncito y embutido o queso por 5 euros. Todo a pie de calle, en pleno ambientazo. Una forma barata y cómoda de tomar fuerzas para continuar nuestra excursión.

Tras picar algo, podéis ver la falla de la Plaza de la Merced, a pocos metros del Rincón del Jamón, una falla muy emblemática de Valencia que nos abre el camino a dos joyas de la arquitectura valenciana: La Lonja y el Mercado Central, uno frente a otro con 5 siglos de diferencia, son las piezas imperdibles del casco histórico de Valencia. Por cierto, en el Mercado Central también podéis daros un buen homenaje a precio asequible en el Central Bar, el bar del chef Ricard Camarena dentro del Mercado, con tapas exquisitas y tradicionales, como su propia ubicación indica “cocina de mercado” en todos los sentidos.

# PASEO VESPERTINO CON CHOCOLATÁ

Para la tarde, si seguís por el centro de la ciudad, os recomendamos visitar la Plaza de la Virgen, donde los días 17 y 18 de marzo tiene lugar la Ofrenda de las Flores a la Virgen de los Desamparados. Todos los falleros desfilan con trajes regionales para ofrecer las flores que conforman, literalmente, el manto de la Virgen. Para ver el manto ya acabado y disfrutar del olor a flores que queda, es mejor ir el día 19.

Un plan vespertino obligado es, por supuesto, tomar un chocolate con buñuelos en Fabian, una buñuelería y horchatería emblemática situada en la calle Ciscar, a unos 20 minutos de la Plaza de la Virgen y con muchos monumentos falleros cerca con ambiente divertido para los más pequeños. De camino a ahí, encontrarás la Feria del Libro Antiguo, en el paseo de la Gran Vía, donde los niños pueden tirar petardos mientras los mayores ojean interesantes piezas literarias.

# ¡¡PETARDOS!!

Vale, hemos mencionado ya un tema importante: LOS PETARDOS. A veces pasas por calles que te hacen sentir en un campo bélico pero tranquilos, cada vez esta mas controlado todo este asunto. Ahora hay tiendas especializadas donde comprar petardos y es en ellas en las únicas que esta permitido venderlos. En la Calle Pelayo, detrás de la Estación del Norte, esta una de ellas. En la Calle Almirante Cadarso, en el Eixample, otra.

Igualmente, hay zonas “específicas” cercanas a los casales (carpas instaladas por los falleros de cada Falla para sus eventos privados) donde las explosiones de petardos están localizadas. Es muy importante asesorarse los adultos de la intensidad de los petardos que adquieren los pequeños, no sólo por la propia seguridad del niño, si no por saber donde tirarlos o no sin molestar ni procurar ningún altercado. Los petardos más “light” pero que a los más pequeños les encantan son “las bombetas”, no requieren mecha y explosionan al impactar contra el suelo lanzándolos con fuerza. Luego están los conocidos como “chinos”, que son un poco más fuertes y que los niños de unos 10-13 años usan para hacer montajes pirotécnicos.

IMPORTANTE: Si no están acostumbrados los chavales a manipular petardos, evitad hacer vuestras propias “mascletás”. Por último están los conocidos como “masclets”, petardos mas fuertes que ahora se comercializan bajo el nombre de Cherokees de diferente graduación, siendo la 4 la más alta. Estos petardos no se pueden tirar en calles pequeñas por lo desagradable del eco de la fuerte explosión, ni cerca de gente porque pueden hacer daño. De hecho, estos petardos estarían solo recomendados a adultos, que sí, también los ahí que quieren tirar petardos en Fallas. Por supuesto, ni se pueden manipular ni introducir en otros objetos pues por ejemplo, dentro de una lata, puede hacer un efecto tipo bomba. También debe evitarse “jugar” con los petardos si se ha bebido, más cuando se trata de petardos fuertes.

# RELAX&FALLAS

Aunque aquí hemos propuesto como un día intensivo de hacer todo lo obligado, lógicamente cada uno se lo puede organizar y combinar como mejor le venga. De hecho, si se viene con niños, es casi mejor combinar la “zona cero” con zonas más tranquilas como la Alameda, donde hay muchos restaurantes y cafeterías donde relajarse al sol, cerca de donde podemos visitar la Falla de Exposición. En la Alameda los niños pueden jugar y tirar petardos sin molestar a la gente mientras los mayores se toman un café o un gin tonic gourmet en Café Valencia, Llebeig o Café Albereda. Otros puntos de interés turístico como la playa, la ciudad de las Artes y las Ciencias el Bioparc o l’Albufera, son opciones también para intercalar con el plan fallero.

# MOVERNOS EN FALLAS

Recordad que pasear en fallas es lo mejor ya que las calles están cortadas y el transporte publico suele ir desbordado. Si no es absolutamente necesario como lo es para ir a l’Albufera o a la playa, es mejor que organicemos nuestro día pensando en movernos a pie, y en el caso de ir con niños pequeños, llevarnos un carrito por si acaso. Lejos de ser un problema ir andando, es un lujo pues es la mejor manera de disfrutar de las Fallas diurnas, Fallas a las que casi siempre (crucemos los dedos) respeta el tiempo regándolas con luz y buen tiempo.

#MALETA

Ligado a este ultimo punto, el “esperado buen tiempo”, haremos una importante nota. La maleta de Fallas debe de estar preparada para lo que conocemos como “Operación cebolla”. Los intensos días falleros vagando por las calles nos someten a importantes oscilaciones térmicas para las que hemos de estar preparados. A primera hora la temperatura es fresquita, a mediodía el calor es veraniego y por la tarde noche empieza a refrescar devolviéndonos al clima preprimaveral que corresponde a mediados de marzo.

Por tanto, en la maleta, lo mejor es contar con camiseta de manga corta, suéter o chaquetita de entretiempo, chaqueta de abrigo y fular para el cuello. También es recomendable calzado cómodo para andar y, si hay algún valiente que se atreve, puede traerse el bañador para acercarse a la playa aunque sea a tomar el sol, aunque no siempre es factible. Por supuesto, crema solar e incluso gorra, especialmente para los mas pequeños, pues hay horas de mucha intensidad solar.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

0 1017
Alquiler de Temporada Valencia

0 1934

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario